Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

El legado de adolfito

31 Marzo 2015 , Escrito por Coronel Sarcasmo

El gran legado de Adolf Hitler

Para hacer una breve reflexión histórica y social, he aquí una de las temáticas más polémicas y emblemáticas de uno de los personajes históricos más controversiales y “famosos” de la historia humana, Adolf Hitler. Este tema decidí mencionarlo a partir de un serial de noticias que encontré en la internet sobre los “neonazis” y lo que se puede determinar a simple vista como “el legado de Hitler y el nazismo alemán”. Con todo respeto y sin querer generalizar, pero siempre he pensado que los Alemanes, muy blancos y zarcos son algo raros, y aun hoy en día y si bien no es en toda su población, si se denota un patrón de racismo y xenofobia en gran parte de su población, igual es su cultura y los remanentes de aquellas ínfulas de supremacía aria hoy en día están fuertes. En estados unidos se han vivido en la historia episodios de racismo de alto nivel, el ku klus klan, el “apartheid” que hubo en los años 50’s, 60’s y parte de los 70’s fue descomunal. Más recientemente el surgimiento de bandas, grupos y asociaciones neonazis, y en este año 2015 el surgimiento en Texas (E.U) de una “marca” o tendencia en auge, “WHITE PEOPLE”, estampa pegada en muchos negocios y restaurantes donde se evidencia un racismo aún caliente y vivo, entre muchos más ejemplos que podría citar, hacen ver que aquel legado de este señor de bigotico no se perdió en 1945 como tantos incautos creen.

Yo mismo siendo testigo, victima, veedor y con conocimiento de causa del racismo puedo dar fe de cuanto se puede despreciar a una raza por su color de piel (cuña sarcástica: me cago en el culo de todos los arios y los que se creen ese cuento de mierda de la raza superior) o por su procedencia. En Colombia, que es multicultural y no presenta en lo más mínimo una mediana homogeneidad racial como es el caso de Alemania y otras naciones donde más o menos todos son muy blanquitos, se ven altos índices de racismo, quien lo creyera, no?. Si vas a ciertas regiones donde todos son blancos y caucásicos pues te joderan, de ahí que mucha gente de piel oscura evita ir a estos particulares lugares que me muero por decir el nombre, pero que todos saben cuáles son. Si por el contrario una persona de estas va a regiones como el chocó, más específicamente en Quibdó, donde el 85% de la población es de raza africana, y si tiene la suerte de tener un fenotipo ario muy marcado, probablemente ni la hora le den, o ni una gaseosa le vendan, si lo hacen, le atenderán más lento que a otro turista. Y sin entrar en generalizaciones, el hecho es que mientras por un lado se habla de “tolerancia” y respeto, por otro la gente sigue siendo igual de racista y xenófoba.

Al parecer, Adolfito se salió con la suya, muerto y todo sigue siendo motivo de debate, ya que sus juventudes hitlerianas, su simbología, SU IDEOLOGIA, sigue más viva que nunca, además como si fuera poco, ésta ha mutado en nuevas y más sofisticadas formas de racismo, como los “neonazis” bolivianos que promulgan la pureza racial natal proveniente de los incas, de las comunidades nativas de la indo América antes de la llegada de los abusivos españoles. Cuando una ideología trasciende al tiempo, y sigue viva aun después de quien la haya catalizado, demuestra no solo cuan ignorantes somos, sino que quizá, solo quizá, Adolfo Hitler simplemente detono algo que yace en nuestra naturaleza, un tumor social que él sabía que permanece en todos lados, intrínseco en la naturaleza humana, el racismo.

Japoneses xenófobos y racistas como ellos solos, españoles bien xenófobos con “suracas” que vienen a joder, alemancitos muy orgullosos de su fenotipo nórdico, Africanos y “negros” resentidos por siglos de desprecio, chinos resentidos y rencorosos por heridas del pasado con Japón, rusos donde como cosa curiosa, presentan uno de los índices de mescla racial más bajo del mundo, donde gran parte de su población presenta una aparente “homogeneidad racial” en pocas palabras todos más o menos blancos.  Gringos más racistas y xenófobos que ningún otro, olvidándoseles que fueron precisamente los inmigrantes los que levantaron su nación, británicos, franceses y canadienses mucho muy racistas, con tradicionales tendencias al desprecio hacia latinos, negros y chinos, entre otros. Y el colmo, países tan multiculturales como los hispanoamericanos donde el racismo está vivo y fuerte, amamantado y alimentado prodigiosamente por la idiosincrasia de sus sociedades y subregiones dentro de cada una de las naciones.

Finalmente hay que decir, que aunque esto pueda herir susceptibilidades es y será la verdad, aunque duela. No se generaliza, pero aceptémoslo, es la verdad a voces bajas que nadie quiere mencionar. Vivimos en un mundo de doble moral y dobles discursos donde por un lado se abren becas para gente de todo el mundo promulgando una suprema hipocresía de “abrimos las puertas a todo el mundo”, pero el racismo sigue vivo, y dichas “becas” son por tiempo limitado, como quien dice “puedes venir a nuestro país, puedes estudiar y permanecer un tiempo, pero no queremos que te quedes mucho, y que te vayas rapidito”. Discursos racistas y grupos de tontos que se creen mejor seguirán existiendo por el fin de los tiempos, pero la variable que marque la diferencia será que sean una minoría, ya que si se propagan y siguen marcando una tendencia social, osea si con las décadas venideras no solo no disminuyen sino que se hacen más fuertes, pues será entonces una sociedad que no tenga remedio.

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post