Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Ahora entiendo por que la gente se vuelve mala

11 Octubre 2015 , Escrito por Coronel Sarcasmo Etiquetado en #Critica Y Reflexion

Ahora entiendo por qué la gente se vuelve mala

Es claro en qué tiempos estamos, donde la traición y la mentira esta la orden del día, y donde cada quien cuida y vela por su propio beneficio. En mis años de universidad y en general en todo el transcurso de mi vida conocí a todo tipo de personas, delincuentes, mercenarios del conflicto armado, drogadictos, locos, chicas prepago, ladrones, magísteres en infidelidad, borrachos y todo tipo de personas con múltiples defectos y variantes de bipolaridad, pero siempre eran en el fondo buenas personas y más allá de criticar y ver sus defectos me di cuenta poco a poco de aquellas falencias en el comportamiento humano que son verdaderamente desagradables, las que ameritaban un merecido desagrado por cuanto daño eran capaces de hacer, y de todas ellas siempre concluí que la deshumanización y el egoísmo eran las peores.

Comprendí que el mundo es muy complejo, un entramado de cosas horrorosas y también hermosas, de sabores infinitamente amargos pero también dulces y bellos. En las escasas tres décadas que he vivido y aun todo lo que me falta por vivir comprendí ciertas cosas, aprendí a no juzgar a las personas por cuanto desconozco lo que han vivido, y lo que los ha llevado a convertirse en lo que son, sea lo que sean, aun si son seres monstruosos. Entre el increíblemente complejo entramado de la sociedad humana me inquietaba por que los ricos y los poderosos siempre padecían de aquel tumor maligno llamado egoísmo y deshumanización, porque les costaba tanto dar y ayudar, siempre me atemorizo (y aun lo hace) porque la gente ha sido despojada de toda solidaridad para darle paso al profundo egoísmo del que es presa gran parte de la raza humana, porque somos indiferentes al dolor ajeno, quizá sea algo que yace en la misma condición humana, “primero lo mío, luego lo mío, y quizá después los demás”. Aun en mis años vividos hasta ahora si bien aún me falta mucho por aprender si he recorrido un camino con muchas experiencias complicadas de nombrar, pero con mucho kilometraje. Entre todos los tipos de personas que conocí siempre me llamo la atención aquellos que les costaba ayudar, por cada 10 personas que conocía solo 2 eran generosas, las otras permeadas de egoísmo y de hipocresía.

Después de reflexionarlo tanto, comprendí por que la gente se vuelve mala, porque la gente se vuelve egoísta. Ser egoísta no es necesariamente ser malo, pero ambos tienen algo en común, el factor que los convirtió en lo que son. Comprendí por que los ricos son personas egoístas, mezquinas y desalmadas, “a mí me costó mucho tener lo que tengo, no lo comparto con nadie”, “CUANDO NO TENIA NADA NADIE ME AYUDO, NO TENGO AHORA POR QUE AYUDAR A NADIE”, son tan solo algunas de las frases que les oigo decir aun hoy en día. Una persona que fue humilde o más grave aún, pobre y que luego surge hacia el éxito, la riqueza o el poder, o incluso los tres juntos, suele tener en su esencia el egoísmo, por cuanto su condición humana y su orgullo no le permiten olvidar ni retribuir el poder que ahora posee. Dicho de una manera distinta, el que es rico y fue pobre, más si fue humillado estando en la cima no será precisamente generoso, de ahí porque si vas a una casa pobre te darán lo que tienen, la mejor fruta, el mejor plato de comida, de ahí porque hay más generosidad en la nobleza de alguien humilde.

Comprendí por que la gente se vuelve egoísta, porque en un círculo vicioso de no ayudar a nadie, fueron personas que surgieron probablemente solas o con muy poca ayuda, y con un esfuerzo descomunal. Comprendí que cuando ellos salen del abismo completan el círculo vicioso del egoísmo, “a mí no me regalan nada”, y cuando esta misma persona ve a alguien en problemas, dirá muy seguramente “que se las arregle solo”, un mundo que ignora al necesitado generara personas escasas de bondad. Comprendí por que la gente se vuelve mala, porque muchos de los actores de la guerra que conocí por internet y en persona en sus historias de vida, alegaban que las autoridades nunca los protegieron cuando otros actores llegaron a la puerta de su casa a robar sus vacas, a extorsionar, a matar. Muchos de los grandes delincuentes fueron jóvenes sin oportunidades, sin afecto, sin un solo chance de salir adelante, porque nunca nadie les tendió la mano, porque nunca nadie los quiso escuchar.

Y sin más ni menos, llegue a comprender a los ricos, a esos seres miserables y mezquinos que engullen un filete de 50 dólares sabiendo que muchas personas pasaran el mismo día sin comer, y que incluso personas que ellos conocen, hasta familiares, pasan necesidades. Alguna vez vi a un abogado comprar muchos bultos de cemento para construir su finca, y gastar grandes sumas de dinero para remodelarla, mientras su hermano no tenía como alimentar a sus dos hijas, a lo cual él decía “que mi hermano se las arregle como pueda”. En un mundo asqueroso y miserable donde cada quien puja para su lado, donde de un 100% nos cuesta dar un 8% o un 10%, donde vamos a la iglesia a promulgar pajazos mentales de ayuda al prójimo pero vemos y sabemos que nuestra vecina aguanta hambre y botamos la comida, cuando tenemos una moneda y nos cuesta regalarla, cuando velamos ciento por ciento por nuestros intereses pensando que no tenemos ninguna obligación de ayudar a nadie porque nadie nos ayudó, solo estamos completando el ciclo de vida del virus del egoísmo.

La humildad suele diluirse con el dinero, el poder suele evaporar cualquier rastro de bondad en las personas, si el mundo fuera más generoso, si cada persona en vez de pensar “y yo porque tengo que ayudar a otros”, pensara por el contrario “ ayudare con lo que pueda y hare mi aporte al mundo”, tendríamos un mundo mucho mejor, un mundo con una cadena de favores dándole al que conocemos lo que podemos y está a nuestro alcance, sería un mundo con una estructura social menos pútrida, con menos actores de la guerra, con menos oscuridad. Ayudar a otros en efecto no es ninguna obligación, pero para aquellos que piensen así deberán tener en cuenta que para esos otros tampoco lo será, cuando seamos nosotros quienes requiramos ayuda.

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Upospapel 04/21/2020 22:03

Las personas que son pobres muchas veces es porque son flojas y necia .No se puede acostumbrar a regalarles todo al final pensaran que es tu obligación regalarles .Ellos muchas veces para pedir ayuda o favores son los primeros pero cuando tienen oportunidad de ayudar no lo hacen .Considero parásitos a la gente que no puede subsistir por si misma y es una carga tanto para familiares .amigos .y o desconocidos..no tiene propósito que existan ya que a las finales cuando lo regalado no les sea suficiente se vuelven delincuentes.

Coronel Sarcasmo 04/30/2020 20:19

Excelente comentario y si, a mi mismo me ha pasado, con el fruto de mi esfuerzo, lo poquito que gano con mis blogs y en general con mis recursos ayudo a algunas personas que están realmente mal, luego además de que ni te lo agradecen, les sales a deber y creen que es una obligación, incluso te los ganas de enemigos. Gracias por comentar

Héctor 05/20/2019 23:05

Ahí te va la réplica: El día que ayudas a alguien te va a pagar con el mal, pues la gente está acostumbrada a pedir, pero no a tener gratitud. Ser egoísta es lo mejor, pues te aleja de problemas. Fíjate en Cristo: ayudó a muchos y nadie le ahorró las patadas, escupitajos, azotes y tortura que luego recibió. Saludos.