Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Un pasado que no se olvida

27 Noviembre 2015 , Escrito por Coronel Sarcasmo Etiquetado en #Historia y Cultura General

UN PASADO QUE NO SE OLVIDA

Iglesia católica, cruzadas e inquisición.

Antes de comenzar con la parte fundamental del texto cabe resaltar y advertir que todo lo que se planteara a continuación, no solo es base histórica y por ende científica, sino que si bien herirá susceptibilidades, sobre todo de los más creyentes, quienes decidan leerlo analicen pausadamente cada argumento y comprendan no solo la intencionalidad del artículo, sino que conciban la posibilidad de cuestionar todo lo establecido y a sí mismos.

 

Cuando hablamos de pasado, sin duda es obligatorio basarnos y apoyarnos en la historia como nuestra guía para estudiar aquellos fenómenos que han ocurrido, y la óptica con que lo observemos y la lectura que le demos a esa historia, sea cual sea, será lo que a la final nos pueda dar una respuesta a la curiosidad nata de algunos por indagar en los hechos y sucesos del pasado. Si hay una temática amplia, compleja, polémica y llena de historia es la de la religión, un aspecto que ha permeado las vidas de los seres humanos por incontables siglos. Pero lo que nos concierne sin duda es la religión que en occidente ha tenido gran influencia y que por 17 siglos ha dominado con gran poder y pisado fuerte sobre las conciencias de las personas, es la religión cristiana y católica. Aquí no abriremos un debate ni comenzaremos a investigar sobre un tema tan vasto del que se han escritos libros enteros con varios tomos, lo que pretendo hacer es una reflexión lo mas académica, consistente y objetiva posible sobre este tema que nos atañe a muchos. No se necesita ser ni académico ni muy estudiado para comprender lo que concierne a la iglesia y sus pecados, basta con tener algo de curiosidad y saber leer para ver por sí mismo la historia de 17 siglos llena de violencia y de una inimaginable intransigencia por quien ha sido como un viejo y completamente intransigente abuelo pervertido, la iglesia católica.

Su hipocresía y brutalisima doble moral la ha llevado a hacerse de oídos sordos cuando se le recrimina por un milenio de oscurantismo, y por las prácticas de su institución y tribunal más celebre, la santa inquisición. Pero mi gran y profunda inquietud esta en cómo, en una época de internet y una era de la información, donde para nadie ya es un secreto todos los hechos históricos, la gente sigue comulgando y creyendo en una de las instituciones más pervertidas, mafiosas, malvadas, manipuladoras, torturadoras e incomprensiblemente corruptas que jamás hayan existido en toda la historia de la raza humana, la santa iglesia católica. Solo la palabra “santa” insulta la memoria de los  MILLONES que murieron en su nombre, quemados y torturados por el bien de una fe, y en nombre de “dios” las oraciones que se impartían justo en el instante en que los insufribles y horrorosos gritos de muerte salían de la hoguera, usando el fuego para “purificar” el alma de los condenados. Si hubo un periodo de la historia de nosotros los occidentales con mayor corrupción, adoctrinamiento y subjetividad más que nunca fueron esos siglos en que la fe era lo único en que se podía creer.

Como, no me explico, la cristiandad sigue incluso incrementándose en un mundo donde sus hechos y su pasado es tan pesado y evidente, además de claro e irrefutable, como se puede seguir la fe de un texto machista y represor como la biblia, como se puede seguir creyendo en una institución que mostro el nivel de crueldad y dominio más gigante y descomunal que nunca en la vida del humano civilizado se haya visto, cruzadas, edades medias, dominio en indo América y mil cosas mas no me dejan mentir. Esto no es una historia de ciencia ficción, esto no es una campaña de desacreditación, esto, amigos míos, es la verdad histórica pura, una que algunos no quieren ver con ojos y oídos tapados. El verdadero mal esta en ver que nuestros estados, naciones, políticas educativas, jurídicas, sociales, culturales y prácticamente toda nuestra sociedad tiene la amalgama de la  religión como el concreto que forja y ha construido todos los aspectos de la vida humana. La religión no solo está en la religión, también está en la fe, en la jurisprudencia, en la constitución, en el accionar diario, en el futbol, en la comida cuando se reza, en absolutamente todo aspecto.

Como olvidar aquellos días de esta corrupta y brutal institución, cuando se trató de imponer a como diera lugar la fe a buena parte de medio oriente, las cruzadas. En aquellos días, y basta solamente leer algo al respecto, la muerte y la intransigencia domino por un periodo de aproximadamente un par de siglos. Los papas guerreros y los soldados de aquella cruzada contra “el mal” hicieron de los días europeos algo violento e insondablemente barbárico. Como olvidar aquella ciencia desarrollada para matar, toda la maquinaria de tortura inventada, desarrollada e ideada para matar, toda una completa e integral “ciencia de la muerte” con máquinas de tortura increíblemente diabólicas, de un ente que siempre ha alegado “representar a dios y a lo divino”. Como olvidar los juicios burlescos y maquiavélicos con gorros en punta, y donde toda objetividad y justicia quedaban reducidos a absolutamente nada. Como olvidar el exterminio de innumerables indígenas en la América de los siglos 15 y demás siglos donde con LA ESPADA Y CON LA CRUZ, más adelante CON EL ARMA DE FUEGO Y CON LA CRUZ se forzó a muchos a creer en una ya para esa época corruptisima fe. Como olvidar los casos de pederastia, corrupción política, dineros y recursos, apropiación de bienes, apoyo a regímenes malvados y otra lista de tópicos que no hace falta nombrar.

Resulta, reitero, increíble que con todos estos hechos conocidos ya la gente siga creyendo más en una religión que en la humanidad misma, la abismal hipocresía de ir a misa pero ver a nuestro prójimo en crisis y no hacer nada simplemente no tiene precedentes, la incongruente moral de devotar en una fe que ha demostrado hasta la saciedad manejar sus propios intereses simplemente no tiene sentido, quizá para mi humilde entender corresponde a los “pajazos o masturbaciones mentales” que los humanos solemos a veces hacernos para huir de aspectos más reales y complicados, después de todo, es más sencillo creer en una fe lánguida que tomar cartas en el asunto sobre alguien que conocemos que podemos ayudar.

Menos fe y más HUMANISMO, más conocimiento y menos hipocresía cristiana, menos moral religiosa indigesta y visceral y más sentido de pertenencia por la condición humana es lo que sin duda cambiara el mundo, porque 17 siglos de fe han causado muchos más destrozos que beneficios, y tan solo un siglo de humanismo, que incluso no se ha aplicado a su tope, han hecho más bien por todos  y cada uno de aquellos que sabemos, necesitan nuestra ayuda.

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post