Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

El Legado de Adolf Hitler - Segunda edicion

16 Abril 2016 , Escrito por Coronel Sarcasmo Etiquetado en #Historia y Cultura General

EL LEGADO NAZI

La herencia de Adolf Hitler

Normalmente cuando escribo un artículo suelo pensar en algún hecho relevante del pasado, algo de lo que valga la pena hablar para nosotros los críticos de la sociedad, para los que nos interesamos en los cientos de dilemas que vive nuestra humanidad en estos días, el resto del mundo vive dormido inmerso en una absurda realidad. Este es el caso de aquel legado ideológico que dejo Adolfo Hitler, algo de lo que muy pocos se detienen a pensar, siquiera a reflexionar pero que desemboca en una temática increíblemente delicada y grave.

Ya se han hecho hasta la saciedad películas y documentales acerca de los nazis y de todo lo transcurrido en la segunda guerra mundial, los judíos se han encargado de hacerle saber al mundo en su campaña de victimización cuanto sufrieron en aquellos años, y sin que nadie esté diciendo que aquellos horrores no fueron ciertos y de ninguna manera justificando el maremoto de muerte que el nazismo trajo, se deja claro que en materia ideológica esa etapa de la humanidad trascendió a niveles que la gente de la actualidad no alcanza a imaginarse, de eso es de lo que quiero hablar.

Inocente es aquel que crea que el nazismo acabo en 1945, tonto y estúpido es aquel que crea que toda la artillería IDEOLOGICA alemana falleció en los juicios de Núremberg, ya que tal cosa jamás paso. El que murió fue el ejército y el imperio alemán, pero la ideología, los pensamientos, la xenofobia, el racismo y el odio permanecen hasta nuestros días, con mayor fuerza y poder que nunca antes en la historia, el nazismo no perdió del todo, en el campo de las ideas la guerra la ganaron los nazis. El tumor social altamente metastàsico y virulento que gesto el nazismo en su vientre putrefacto quedo como una infame semilla de la muerte, que fue creciendo, reproduciéndose y engordeciendo en estos 75 años y hoy se materializa en diferentes maneras. El KKK, la hermandad blanca, los neonazis y demás grupos racistas de la ya gastada idea de la “supremacía blanca” son el legado de Hitler, y la capacidad de infectar y transmitir odio es una facultad increíblemente peligrosa de ese tumor purulento del comportamiento humano.

La cuestión no se detiene allí, ya que se han visto formas de “nazismo” y de odio en África, Asia y en Suramérica con los poco conocidos “grupos de racistas en pro de la supremacía de la sangre pura inca”, muchos de ellos en naciones extrañas como Perú y Bolivia. El racismo de hecho sigue vivo estados unidos, y es aquí donde yace la mayor de las ironías. Fue E.U quien gano la guerra con el noble objetivo de combatir esta ideología, pero una vez terminada esta en 1945 ellos dijeron “Hitler no estaba del todo equivocado” y retomaron su racismo en lo que también se conoce como “supremacía de la raza anglosajona y su derecho natural de regir el mundo”.

La aberración contradictoria no se detiene allí ni por asomo. Los mismos que llevan décadas haciéndose las víctimas y asi lograron una nación, n territorio, un ejército y demás paquetes de beneficios son los judíos. Los judíos (también los americanos, rusos y otros mas) retomaron la idea de los campos de concentración para sus presos políticos, para musulmanes, para palestinos y para otros grupos con quien ellos, resentidos y ofendidos, han llevado una cruzada de muerte durante años y años.

Que lección nos queda? Que la humanidad es como el imbécil, el estúpido que a pesar de que le hayan sucedido cosas terribles no aprende y cada cierto tiempo vuelve a cometer los mismos errores y a veces de manera atroz, que Hitler nunca murió su ideología tampoco, en este terreno de las ideologías y los romanticismos temáticos Hitler ganó ya que logro dejar suficientes semillas de odio y racismo sobre muchos y estas se han reproducido exitosamente en los años que siguieron, no olvidemos el apartheid surafricano y el “apartheid estadounidense” de los años 60’s, lecciones no aprendidas de un muy mal ejemplo que tuvimos con esa raza extraña y repulsiva que son los alemanes, y que nosotros incluso en la mismísima latinoamerica hemos aprendido y recreado muy bien.

 

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post