Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

SAINT GOOGLE

21 Agosto 2016 , Escrito por Coronel Sarcasmo Etiquetado en #Critica Y Reflexion

Hablar de santos y deidades es igual desde mi punto de vista que hablar de personajes de ciencia ficción, son nada más que ideas elaboradas en el imaginario, cultura e imaginación humana, una que ha cambiado notoriamente a lo largo de siglos y siglos. Precisamente en el puñado de milenios que el ser humano lleva existiendo como civilización ha ideado muchas figuras míticas en las cuales ha depositado devotamente su fe, siempre creando entes y deidades a la imagen y semejanza de sus propias, absurdas y subjetivas creencias.

Sea inspirado en la naturaleza, en experiencias divinas o incluso en sueños, el ser humano y èsto hay que reconocérselo, ha tenido un gran ingenio para edificar iconos de una realidad fantástica que en muchos casos ha logrado materializar en estatuas, cultos y “testimonios” de su veracidad. Pero en lo complejo y también absurdo de los tiempos postmodernos existen otro tipo de dioses de distinta y siniestra naturaleza que cumplen una función primordial y más que nada perversa, EL CONTROL. Uno de esos dioses es el dinero y este ha existido desde siempre, pero junto a él hoy en día en los tiempos de la internet y de la tecnología ha aparecido a la escena del orden social humano un DIOS sin precedentes, omnipresente, omnipotente y todopoderoso por cuanto éstos atributos la misma gente se los ha asignado, sin siquiera ser realmente ciertos hasta cierto punto, es sin duda el santo del siglo 21 SAINT GOOGLE.

Desde que esta útil y a la vez infame plataforma de búsqueda apareció, la humanidad se esclavizo, vendió y rindió a sus pies. Su templo, los vastos servidores en california en los que se almacena, su vaticano, las tierras profanas y materialistas de syllicon valley y otros más, su omnipresencia, en cada app, Tablet, celular, pc y elemento técnico que lo use para algo, su “poder”, el que nosotros mismos le hemos atribuido, y su gran divinidad que es por la cual se ha hecho llamar el santo de los tiempos modernos, es pretender para nosotros que él lo sabe todo, que en el podemos encontrar el conocimiento, que él lo conoce, lo puede y lo realiza absolutamente todo. Y es que el poder absurdo que le hemos atribuido trasciende a planos que no podemos imaginar. En el campo académico es quizá en donde más daño ha hecho este pervertido, depravado, corrupto y muy prepotente DIOS. Cuando un estudiante consulta en él, no mira ni por asomo la veracidad de la información que esta infame deidad nos proporciona, solo confía en el completamente, “si google lo dice es porque es verdad”, el poder imperante de esta divinidad es sin precedentes, y muy imposible de detener ya que con cada año que transcurre se hace más y más y más poderosa. Nos ha llevado a un plano de mediocridad y facilismo al darnos datos erróneos haciéndonos creer que “nos hace la vida más fácil”, no es nada más que un arma de doble filo.

Desde que SAINT GOOGLE llego para “RESOLVERNOS Y FACILITARNOS LA VIDA” todo se volvió más fácil, los libros que usábamos y que nos daban veracidad, confiabilidad y solidez en el plano del conocimiento ahora son pdf’s plagiados y gratuitos, muy fáciles de conseguir en él. Su religión se propaga a la velocidad de la luz, con cada MB que se descarga de él y gracias a él se hace más poderoso cada minuto que transcurre en la tierra. Siendo económicamente tan poderoso como un país y acumulando dinero más que nunca, SAINT GOOGLE crece exponencial y astronómicamente día tras día sin detenerse nunca, su expansión es contundente en cada espacio del mundo, en cada país, en cada plano de nuestras vidas. Sin decir que sea malo o ser yo alguien que quiera oponerse al cambio, analicemos por un instante que tan bueno es este dios, sopesemos por un breve momento en la balanza de beneficio-perjuicio si este dios es bueno en realidad, sobretodo y más que nada en el campo de la educación, si su conocimiento es real y benéfico para los niños y si en ultimas este adimensional cuerpo divino de la internet nos favorece en una sociedad que cree encontrar en él toda respuesta y la absoluta verdad.

Google se ha constituido como una enorme plataforma de búsqueda y de información, y como lo mencione antes es una poderosa arma de doble filo. Ya mencionamos lo malo, pero hay que mencionar lo bueno de esta herramienta. El google.maps nos permite navegar en “Street view” y en imágenes por lugares de todo el mundo, mucha de la información que a veces requerimos para cuestiones académicas o de ocio se encuentran mucho más fácil en su barra de búsqueda, google sin duda nos abrió un espectro muy amplio de información y de datos que millones usan diariamente, a su vez nos ha hecho dependientes por qué hoy por hoy sin él, es difícil encontrar lo que buscamos. Se ha hecho inteligente con el pasar de los últimos años, ya que reconoce la complejidad de nuestro lenguaje en su “búsqueda avanzada”, a muchos nos ha pasado que cuando tenemos los dedos sobre el teclado y estamos pensando que es lo que vamos a buscar decimos “mmm.. no creo que esa palabra me sirva” o “no creo que google entienda esta jerga”, y pensamos que google no encontrara nada por que usamos palabras complicadas, esto para luego llevarnos la sorpresa de que google comprende nuestros gustos, recuerda las búsquedas anteriores que hemos hecho y nos ubica el mejor resultado, y la palabra o frase larga que registramos en su barra pensando que no nos arrojara un resultado positivo nos sorprende al mostrarnos a veces justo lo que estábamos buscando. No me gusta ser el típico lameculos mamerto que critica y cuestiona cada cosa que la modernidad nos ha traído, hay que reconocer ante la luz de la objetividad que la posmodernidad nos ha traido grandes cosas y facilitado mucho la vida, ya que aunque al principio citaba que “no hay nada como los libros”, cosa que sigo afirmando, también hay que aceptar que una base de datos o una “web public library” es miles de veces más fácil y accesible que miles de libros en un anaquel.

Lo que sucede es que hay muchas personas que carecen de ese componente importante en su cerebro, de ese filtro de sentido común y libre albedrío para separar la información basura y la mierda del conocimiento real, verídico, útil y pertinente. La mayoría de la gente es muy estúpida y carecen de la fundamental capacidad de indagar la veracidad y consistencia de la información, jamás se gastan el tiempo de verificar sus fuentes. “Si Harvard dice que la leche de cabra a las 3 de la mañana con jugo de cerveza es bueno para el reumatismo cuántico” seguro debe ser verdad, sin siquiera percibir las incoherencias e INCONSISTENCIAS en miles de artículos basura que pululan en la red. Google no es tan malo después de todo, solo que como es un arma de doble filo hay que aprender a FILTRAR lo que sirve y lo que no, algo así como las frutas, sacar la pulpa y el jugo y botar el bagazo y la cascara. Queramos o no, este DIOS de la posmodernidad llego para quedarse y se robustece día a día, por ende lo menos que podemos hacer como humanos pensantes es comprender su complejidad y digerir la información que se nos presenta cada día. Hablar de santos y deidades es igual desde mi punto de vista que hablar de personajes de ciencia ficción, son nada más que ideas elaboradas en el imaginario, cultura e imaginación humana, una que ha cambiado notoriamente a lo largo de siglos y siglos. Precisamente en el puñado de milenios que el ser humano lleva existiendo como civilización ha ideado muchas figuras míticas en las cuales ha depositado devotamente su fe, siempre creando entes y deidades a la imagen y semejanza de sus propias, absurdas y subjetivas creencias.

Sea inspirado en la naturaleza, en experiencias divinas o incluso en sueños, el ser humano y èsto hay que reconocérselo, ha tenido un gran ingenio para edificar iconos de una realidad fantástica que en muchos casos ha logrado materializar en estatuas, cultos y “testimonios” de su veracidad. Pero en lo complejo y también absurdo de los tiempos postmodernos existen otro tipo de dioses de distinta y siniestra naturaleza que cumplen una función primordial y más que nada perversa, EL CONTROL. Uno de esos dioses es el dinero y este ha existido desde siempre, pero junto a él hoy en día en los tiempos de la internet y de la tecnología ha aparecido a la escena del orden social humano un DIOS sin precedentes, omnipresente, omnipotente y todopoderoso por cuanto éstos atributos la misma gente se los ha asignado, sin siquiera ser realmente ciertos hasta cierto punto, es sin duda el santo del siglo 21 SANT GOOGLE. Desde que esta útil y a la vez infame plataforma de búsqueda apareció, la humanidad se esclavizo, vendió y rindió a sus pies. Su templo, los vastos servidores en california en los que se almacena, su vaticano, las tierras profanas y materialistas de syllicon valley y otros más, su omnipresencia, en cada app, Tablet, celular, pc y elemento técnico que lo use para algo, su “poder”, el que nosotros mismos le hemos atribuido, y su gran divinidad que es por la cual se ha hecho llamar el santo de los tiempos modernos, es pretender para nosotros que él lo sabe todo, que en el podemos encontrar el conocimiento, que él lo conoce, lo puede y lo realiza absolutamente todo.

Y es que el poder absurdo que le hemos atribuido trasciende a planos que no podemos imaginar. En el campo académico es quizá en donde más daño ha hecho este pervertido, depravado, corrupto y muy prepotente DIOS. Cuando un estudiante consulta en él, no mira ni por asomo la veracidad de la información que esta infame deidad nos proporciona, solo confía en el completamente, “si google lo dice es porque es verdad”, el poder imperante de esta divinidad es sin precedentes, y muy imposible de detener ya que con cada año que transcurre se hace más y más y más poderosa. Nos ha llevado a un plano de mediocridad y facilismo al darnos datos erróneos haciéndonos creer que “nos hace la vida más fácil”, no es nada más que un arma de doble filo.

Desde que SAINT GOOGLE llego para “RESOLVERNOS Y FACILITARNOS LA VIDA” todo se volvió más fácil, los libros que usábamos y que nos daban veracidad, confiabilidad y solidez en el plano del conocimiento ahora son pdf’s plagiados y gratuitos, muy fáciles de conseguir en él. Su religión se propaga a la velocidad de la luz, con cada MB que se descarga de él y gracias a él se hace más poderoso cada minuto que transcurre en la tierra. Siendo económicamente tan poderoso como un país y acumulando dinero más que nunca, SAINT GOOGLE crece exponencial y astronómicamente día tras día sin detenerse nunca, su expansión es contundente en cada espacio del mundo, en cada país, en cada plano de nuestras vidas. Sin decir que sea malo o ser yo alguien que quiera oponerse al cambio, analicemos por un instante que tan bueno es este dios, sopesemos por un breve momento en la balanza de beneficio-perjuicio si este dios es bueno en realidad, sobretodo y más que nada en el campo de la educación, si su conocimiento es real y benéfico para los niños y si en ultimas este adimensional cuerpo divino de la internet nos favorece en una sociedad que cree encontrar en él toda respuesta y la absoluta verdad.

Google se ha constituido como una enorme plataforma de búsqueda y de información, y como lo mencione antes es una poderosa arma de doble filo. Ya mencionamos lo malo, pero hay que mencionar lo bueno de esta herramienta. El google.maps nos permite navegar en “Street view” y en imágenes por lugares de todo el mundo, mucha de la información que a veces requerimos para cuestiones académicas o de ocio se encuentran mucho más fácil en su barra de búsqueda, google sin duda nos abrió un espectro muy amplio de información y de datos que millones usan diariamente, a su vez nos ha hecho dependientes por qué hoy por hoy sin él, es difícil encontrar lo que buscamos. Se ha hecho inteligente con el pasar de los últimos años, ya que reconoce la complejidad de nuestro lenguaje en su “búsqueda avanzada”, a muchos nos ha pasado que cuando tenemos los dedos sobre el teclado y estamos pensando que es lo que vamos a buscar decimos “mmm.. no creo que esa palabra me sirva” o “no creo que google entienda esta jerga”, y pensamos que google no encontrara nada por que usamos palabras complicadas, esto para luego llevarnos la sorpresa de que google comprende nuestros gustos, recuerda las búsquedas anteriores que hemos hecho y nos ubica el mejor resultado, y la palabra o frase larga que registramos en su barra pensando que no nos arrojara un resultado positivo nos sorprende al mostrarnos a veces justo lo que estábamos buscando. No me gusta ser el típico lameculos mamerto que critica y cuestiona cada cosa que la modernidad nos ha traído, hay que reconocer ante la luz de la objetividad que la posmodernidad nos ha traido grandes cosas y facilitado mucho la vida, ya que aunque al principio citaba que “no hay nada como los libros”, cosa que sigo afirmando, también hay que aceptar que una base de datos o una “web public library” es miles de veces más fácil y accesible que miles de libros en un anaquel.

Lo que sucede es que hay muchas personas que carecen de ese componente importante en su cerebro, de ese filtro de sentido común y libre albedrío para separar la información basura y la mierda del conocimiento real, verídico, útil y pertinente. La mayoría de la gente es muy estúpida y carecen de la fundamental capacidad de indagar la veracidad y consistencia de la información, jamás se gastan el tiempo de verificar sus fuentes. “Si Harvard dice que la leche de cabra a las 3 de la mañana con jugo de cerveza es bueno para el reumatismo cuántico” seguro debe ser verdad, sin siquiera percibir las incoherencias e INCONSISTECIAS en miles de artículos basura que pululan en la red. Google no es tan malo después de todo, solo que como es un arma de doble filo hay que aprender a FILTRAR lo que sirve y lo que no, algo así como las frutas, sacar la pulpa y el jugo y botar el bagazo y la cascara. Queramos o no, este DIOS de la posmodernidad llego para quedarse y se robustece día a día, por ende lo menos que podemos hacer como humanos pensantes es comprender su complejidad y digerir la información que se nos presenta cada día.

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post