Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Estoy hasta la madre de las historias de exito

29 Noviembre 2020 , Escrito por Coronel Sarcasmo Etiquetado en #Critica Y Reflexion

Estoy hasta la madre de las historias de vida de los ricos y exitosos

Un titulo poco ortodoxo y extraño para uno de los temas mas complicados de los que quería hablar hace rato, uno de esos clichés temáticos que desde muchos años atrás me viene martillando la cabeza y que he decidido compartir con ustedes hoy, estarás de acuerdo o en desacuerdo, pero desde el forro de mis pelotas y con todo el sarcasmo que corre por mis venas me la suelto hoy.

Desde hace mucho tiempo atrás vengo oyendo y leyendo sobre historias de éxito, mucho antes que naciera youtube y pudiera ver las historias de todos los cabrones que se hicieron ricos con la autoayuda y el entrenamiento personal. Las historias de “éxito” suelen ser inspiradoras, no por nada cuando leias “padre rico padre pobre” de Robert kiyozaky, uno de los primeros textos de este tipo de temáticas que tome, te sentías muy entusiasmado y motivado para seguir un camino similar, pero conforme vas creciendo y haciéndote viejo, vas comprendiendo que mucho de lo que creías no era asi, muchos paradigmas se caen a pedacitos, y sabes también que gran parte de la llamada autoayuda no es mas, para decirlo claro, que un compendio amplio de pajazos mentales y masturbaciones emocionales para sentirte cool, y cuyo nicho literario se ha convertido en algo rentable y redituable.

Desde siempre he visto estas historias, pero el meollo de este asunto es mucho mas profundo y se extiende mucho mas allá que simplemente la literatura de autoayuda y la tan molesta hoy llamada “tendencia del coaching”, termino que por cierto detesto visceralmente. Famosos, ricos, futbolistas y demás personajes, además de empresarios y otros personajes que constantemente están restregándote mostrándote sus respectivas historias de ÉXITO. Es un problema sociológico, es un mal de nuestra sociedad civilizada que mezcla el capitalismo y las brechas sociales y que, en un perverso y supremamente enfermizo sentido del humor, para quien sabe quien, se convierte en algo divertido y burlesco. En la tv, en internet, en películas y en la literatura ves como los ricos todo el tiempo están mostrando que son mejores que tu, el tonto de Jeff bezos, el pelmazo de zuckemberg, el supranarcisita de trump o el hijo de puta de Steve Jobs, que mas que ser ejemplo de genialidad era, quienes lo conocieron en su circulo mas intimo, un autentico maldito humillativo y supra prepotente que constantemente pordebajeaba a todos los que no eran tan inteligentes y geniales como el.

La injusticia ha sido algo que siempre me ha llenado de profundo dolor, ya que aunque quisiera, no tengo ni la riqueza ni la genialidad de Harvard ni los super poderes de ninguno de los personajes de las mil películas que me he visto, en la vida real hay brechas de pobreza y riqueza tan abisales como el fondo del océano que lleva ese mismo nombre. Y aclaro, no soy ningún resentido ni nada por el estilo, pero carajo, admitámoslo, es tremendamente molesto que todo el tiempo nos estén enrostrando los poderosos, que jamas seremos como ellos.

Y la cosa es aun mas complicada, ya que no se trata de pataletas de resentido con pensamiento de pobre fracasado, es que analizándolo de la forma mas objetiva, resulta que te das cuenta que toda la propaganda en favor de los poderosos comprando yates, o la nueva casa de las kardashians, los autos de stallone o las colecciones privadas de cristiano Ronaldo es una forma vulgar y enferma de decirnos codificadamente, “hey idiotas, miren.. miren lo que tenemos, gócenlo, jajaja, somos mejores que ustedes”. A alguien le resulta gracioso el que a la mayoría de nosotros nos forzen a soñar con loterías, negocios con bitcoin y con la ilusión de una estabilidad económica, es uno de los lados mas perversos del capitalismo jugar con la ilusión de millones de pobres (nunca me ha gustado esa palabra) o personas que luchamos a diario, con historias de éxito o con asuntos tan falsos como la lotería.

Es a mi modo de ver aquello que se conoce como “pornografía de la pobreza”, ya que aquel que tiene dos o tres millones de dólares en su cuenta, que sabe que no tiene que trabajar mas, pierde respeto por el sentido humano, pierde respeto por el prójimo y se evapora cualquier sentido de empatía. No conformes con haber salido parcialmente de la matrix, y que deberían gastarsen sus malditas fortunas en silencio, disfrutan mostrándole al mundo su poder, casi como una humillación extremadamente tacita y subliminal, y muchos no se dan cuenta. El mundo es un nido de injusticia, para infortunio de todos, los ricos y aquellos que no tienen que esforzarse son quizá, menos del 10% de la humanidad, el grueso tenemos que trabajar y de ese penoso 90% una parte viven en una miseria que da tristeza. Que diablos nos puede importar inspirarnos en un maldito de Wall Street que ha amasado millones con activos y productos que nunca ha cultivado, o hecho inversiones con dinero que a veces ni es suyo, pero eso pocos lo comprenden.

A tal punto hemos llegado, que alguna vez viendo por curiosidad ese programa putrefacto llamada “shark thank” y su versión latinoamericana, veía como esos ricos se sentaban en sus tronos de enorme poder, a decir entre líneas “gánate el dinero”, como cuando antojas al perrito con un hueso de pollo al que algún rastro de carne le queda. Finalmente digo con todo gusto que ESTOY HASTA LA MADRE DE LAS HISTORIAS DE ÉXITO y las lifehistories que “inspiran” a los demás, estoy hasta el culo de las conferencias de ese condenado COACHING cuyo “merchadaising” se ha convertido en la formula, al parecer, del éxito personal y empresarial, vendiéndote humo y formulas de éxito. Cada GURÚ asegura tener el esquema para que salgas de la pobreza, o para que tu negocio llegue a ser tan exitoso como el de ellos, ahora que soy viejo comprendi que kiyosaky no es mas que otro cabron millonario cuyo propósito en la vida dijo un día, era SER BILLONARIO, la ambición humana no tiene limite si tienes mil millones quieres tres mil. Todos estos filántropos son rarezas, excepciones, el resto de los mortales vivimos una vida muy normal, una donde la realidad es muy distinta de aquellos, que no son capaces de gastar su dinero discretamente.

 

Coronel Sarcasmo

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post