Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

La doble moral del porno 2

20 Noviembre 2020 , Escrito por Coronel Sarcasmo Etiquetado en #Sociedad y Cultura

La doble moral del porno 2

Un mundo solapado y morrongo

Haciendo la claridad que en mi país Colombia las dos palabras del subtitulo significan básicamente “mojigato” o simplemente el tipo de persona que aparenta ser sana y recatada, que tira la piedra y esconde la mano o que afirma ser muy correcta y recta pero que en realidad no lo es tanto, entonces me dispongo a hablar tranquilamente de uno de los temas mas polémicos y políticamente incorrectos de los que tanto disfruto en mi espacio virtual.

Hace un tiempo ya, que escribi un articulo amateur sobre este tema cuestionando esa parte demasiado moral y religiosa de nuestra sociedad que ve al porno como algo extremadamente grotesco y dantesco, y aunque no lo defiendo y digo que es maravilloso, o que una parte de el si resulta ser miserable y desagradable, generalizarlo o peor aun, demonizarlo por completo significa desconocer esa parte oscura de nosotros que pretendemos esconder bajo un mando de moral y de buenas costumbres que a menudo se desvanecen en la intimidad con nuestra pareja.

Siempre me han asqueado esas personas que pintan de muy correctas y moralmente sanas, ya que la realidad es que la naturaleza humana es corrupta, sucia y llena de defectos, la condición humana es mucho menos perfecta de lo que cualquier libro religioso, filosófico o sociológico pueda llegar a decir.

El porno, que realmente ha existido desde la promiscua y perversa era romana, y tal y como lo conocemos hoy en dia desde los años 80’s del siglo 20, ha sido tema altamente controversial ya que toca una llaga o fibra sensible de la sociedad humana, mostrando una dimensión distopica y chueca del romanticismo, ya que es en ultimas una versión exagerada de la desnudez y el deseo mundano y humano.

Como dije anteriormente no soy ni un moralista ni un pajuelo pornero que lo adora, solamente salgo en defensa de lo objetivamente correcto y desmontar una parte de ese paradigma que dicta que ver porno es propio de satanas. Alguna vez alguien se atrevio a comprar a una actriz porno con una prostituta, y aunque siendo justos resulta algo confusa la línea que realmente divide ambas dimensiones del deseo humano, tampoco podemos ser tan moralistas para afirmar que nunca hemos pensado y usado algunas de ellas, el que este libre de pecado que tire la primera piedra.

Si existen personas que toda su vida han tenido pensamientos sanos y puros los felicito, bien por ellos, pero el resto de los mortales humanos siempre por mas que se niegue, hemos tenido pensamientos algo desfasados y éstos hacen parte de la imperfecta e incompleta condición humana, y es ahí donde el porno entra siendo muy al disgusto de muchos una de las industrias mas lucrativas y multimillonarias del planeta, solo superadas por la droga y las armas en lo ilegal y equiparable a la agricultura o la bolsa de valores en el mundo legal.

El porno ha sido visto por siete de cada diez personas, independientemente que les haya quedado gustando o no, ya sea por una cadena de whatsapp o video que se haya visto fortuitamente, o por que se haya convertido en habito con tu pareja o en medio de tu soledad.

Tambien cabe decir que el porno es un mundo muy diverso y amplio y hay variantes y variedades dentro de el, y sin animos de esconder el sol con un dedo, es valido darle la razón a algunos, ya que dentro de el existen versiones de lo mas dantesco y repudiable que involucran violaciones, animales y el mayor crimen de la humanidad, con niños.

Pero dentro de la gama del porno normal que puedes incluso disfrutar con tu pareja, existen millones de videos y categorías al alcance de la mano de un monton de paginas que hay en la internet, en un océano de pornografía que existe en la red, aunque muchos se larecen la espalda y las manos en pecado, aunque muchos se nieguen a aceptarlo.

La cosa no es como en los años 70 u 80 donde tenias que conseguir cual kilo de droga el casettle de VHS clandestino para ver en la videocasetera y rebobinar incómodamente, ahora hay versiones altamente sofisticadas en FULL HD de almenos hasta ahora contabilizadas mas de 30 categorias tales como “colombianas, venezolanas, negras, asiáticas, mayores de 50” y muchas mas, variedad para todos los gustos, hasta para las señoras muy recatadas que les gusta ver negros con vergas de 22cm en su celular en la cama antes de ir a dormir.

La doble moral del porno en la sociedad nos hace llegar al punto de denigrar no solo a los evidentes usuarios del mismo, sino a los actores y actrices que han convertido a éste en su profesión y estilo de vida. En una muestra absurda de misoginismo llegamos a comparar a una actriz de cine para adultos (una palabra mas “decente” para PORNO) con una prepago o prostituta, fusilandola en redes sociales y en la vida real, creyendo que si nos dan la mano o se acercan a abrazar a algún niño, los van a abusar.

Somos tan estúpidos y nuestra sociedad tan muergana, profana y ridícula que no solo demonizamos el porno sino que lo prohibimos en algunos países penalizandolo con condenas de varios años de cárcel como sucede en algunos países islámicos y otros de occidente. Una sociedad que de puertas para afuera sataniza el porno y de puertas para adentro lo consume en una muestra máxima de hipocresía putrefacta, donde muchos de esos que lo critican de hecho les fascina, sinceramente da mucho que pensar.

Hay que comprender que como se dijo antes existen niveles, escalas y gamas del porno que van desde lo mas habitual y normal hasta lo mas depravado y enfermo, y es justamente esa escala elevado la que hace totalizar todo el mundo del porno y encasillarlo como malo. Tambien cabe afirmar que efectivamente en algunos casos el porno se ha convertido en “vicio” para muchos y muchas de igual manera que el alcohol o la misma droga han dañado vidas.

El estigma asociado a el aun es muy fuerte y aunque se ha ganado terreno social en la aceptación del mismo, también hay momentos en que la misma industria pornográfica se fusila a si misma haciendo videos en parques naturales, iglesias y zonas familiares como hace poco sucedió en colombia, donde dicha industria aun no es tan portentosa y exitosa como en España y estados unidos, las dos potencias pornografícas mas poderosas del planeta.

Sin duda este tema polémico, ponzoñoso para muchos, incomodo para otros, interesante para otros tantos, resulta en un paradigma sobre como vemos el sexo, ya que quizá el porno sea una forma exagerada y extrema de ver el sexo y el deseo tan naturales en el humano, y aunque se le defiende también se le critica en donde mas se equivoca.

Ha hecho daño, ha causado disfunciones sexuales que llevan a muchos hombres a ser incapaces de dejarlo o satisfacer a sus parejas sin el, a conllevado como muchas drogas a generar afecciones emocionales y nacimiento de patologías asociadas a la perversión y depravación, ha roto hogares y familias no solo de consumidores sino de quienes lo hacen y producen, pero también ha alegrado vidas, producido trillones de masturbaciones antidepresivas, despertado curiosidad, convertido muchas veces en la única y extrema realista educación sexual, y en algunos casos revivido y arreglado matrimonios y relaciones con ese toque mistico y picante que puedes vivir con tu pareja.

Productor de incontables millones de pajas o generador de enormes errores y perversiones, sujeto a aceptación o repudio por parte de la sociedad políticamente correcta, la pornografía muy por el contrario de lo que se quisiera seguirá creciendo astronómicamente cada año generando nuevas categorías, produciendo miles de millones de dólares y despertando uno de los lados mas siniestros de la carne humana.

 

CoronelSarcasmo

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post